martes, 5 de diciembre de 2006

EQUIPOS REACONDICIONADOS EN UN LABORATORIO DE MEDIANA COMPLEJIDAD?

REACONDICIONAMIENTO DE EQUIPOS











A LA IZQUIERDA PUEDE OBSERVARSE LA CENTRÍFUGA ORIGINAL. A LA DERECHA LA MISMA RESTAURADA.

Después de más de treinta años de deambular por laboratorios, de uno y otra lado de los equipos, llegué a la conclusión que en un laboratorio no puede faltar un fotocolorímetro (en el mejor caso un espectrofotómetro), un baño termostatizado y una centrífuga. Si el bioquímico es avezado recurrirá a las olvidadas lecciones de colorimetría de comparación de tipos para confrontar el color desarrollado por la muestra y el standard y, seguramente el ojo de un profesional ducho, estimará con mucha precisión la concentración en una muestra.



Por una extraña ley del karma, cuando se rompe una cosa se rompen tres. Si eventualmente no funciona el autoanalizador, se recurrirá al método manual que se utilizó siempre.






Para ello, los equipos de reserva deben estar en buenas condiciones.



La moderna tecnología permite recuperar baños termostatizados, estufas, centrífugas con controladores de alta sensibilidad.



Aunque la sensibilidad de una estufa muñida de un termostato a par bimetàlico puede ser bastante ajustada, el mismo equipo se volvería mas exacto con un termostato digital. De esta forma se recupera la cámara, en ocasiones de cobre o acero inoxidable, las resistencias y se diseña una consola adecuada para el nuevo equipo. Este servicio ha logrado una sensibilidad de +/- 0,3 ºC en una estufa y en un baño que varían de los 36.8 a 37.1 con una establilidad prolongada en los 37 ºC.



Otro tanto sucede en la recuperación de microscopios, en donde las viejas fuentes con reóstatos que alimentan lámparas carísimas y difíciles de conseguir han dado paso a sistemas de iluminación muy económicos y de fácil reemplazo para el profesional bioquímico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

DE QUE FORMA APLICARÍAS EL CONTENIDO DE ESTA ENTRADA?
ENVIAME TU MAIL Y ESTAREMOS EN CONTACTO.